boton pinteres
Imprime ContenidoEnviar a un Amigo
 

${estadoCorreo}

 

Lugo en El Camino de Santiago

 
Publicado en el diario El Progreso, año 1993.

Recordarles que ya estamos en el Año Santo Jacobeo sería una estupidez teniendo en cuenta que tenemos al Pelegrín y al Xacobeo hasta en la sopa y que el que más y el que menos empieza a estar hasta la coronilla de tanto bombardeo publicitario, sin embargo es importante reflexionar sobre algunos aspectos que se están quedando en el tintero sobre todo cuando atañe a la economía de un sector tan importante como es la hostelería de Lugo.

Las autoridades gallegas han querido simplificar el camino ciñendolo exclusivamente al llamado camino francés, con el fin de dar una imagen simple al turista que sea más fácilmente comercializable que si se mostrase todo el conjunto de rutas que en realidad configuran el entramado vial de la tradición peregrina a través de los siglos.Caldo Gallego
La idea en sí parece buena y responde a un buen planteamiento de marketing pero también hay que decir que es falsa desde un punto de vista cultural y sobre todo, en cuanto a nosotros nos atañe, totalmente injusta socialmente.

Según las previsiones la avalancha de peregrinos que se va a producir durante los meses estivales, desde abril hasta Noviembre, va a llegar a provocar auténticos problemas logísticos en los puntos clave del recorrido y lo más sensato sería aconsejar a todos los visitantes un camino de retorno distinto al de ida ya que de esa forma se repartiría la riqueza entre ciudades ajenas al camino francés, se descongestionarían aquellos núcleos en momentos en que la gran demanda de intendencia haga imposible satisfacer adecuadamente a los turistas y de paso se daría una imagen mucho más fiel de lo que es nuestro país al mostrar distintos paisajes que las ya estereotipadas llanuras castellanas.

Pero también es cierto que el que no llora no mama y que los señores de la "consellería de relacións institucionáis" están lo bastante liados con sus historias como para preocuparse de entregar riqueza a quien ni se molesta en pedirla y este es el caso de Lugo porque esta capital debería ser por derecho histórico uno de los enclaves cruciales para toda esta movida turística que va a significar el Xacobeo; y no digamos nada ya de los aspectos religiosos que en realidad deberían ser protagonistas en toda esta historia.

Lugo es una ciudad amurallada desde hace veinte siglos, es decir una plaza muy segura para los hombres del medioevo por lo que sin duda, cuando en el siglo IX el Rey Alfonso II el Casto se desplazó a Iria Flavia y empezaron los peregrinajes a aquella región, esta era una de las ciudades más importantes del mundo cristiano y por tanto nucleo de confluencia de casi todas las rutas que se dirigían al sepulcro del apostol como les mostraré el próximo domingo.

ZamburiñasDecíamos el domingo pasado que les íbamos a explicar como Lugo capital es uno de los núcleos urbanos más importantes en el camino de Santiago y eso es lo que vamos a intentar mostrarles porque curiosamente, un servidor que es un apasionado de estos temas y que está en estos momentos trabajando en proyectos tan relevantes como la elaboración de un programa de televisión y de un gran libro de rutas turísticas, sobre el Camino de Santiago claro está, ha encontrado aspectos tan curiosos como que para conseguir la compostela hay que recorrer a pie, a caballo o en bicicleta al menos cien kilómetros y miren ustedes por donde Lugo es precisamente el centro urbano más importante situado a esa distancia de la plaza del Obradoiro.
 

Una vez explicados, los motivos por los que el camino de Aymerich Picaud no pasa por Lugo, vamos a mostrar como las auténticas rutas de peregrinos, es decir las de las gentes del pueblo y no las de los príncipes de la Iglesia, si lo hacían.

El primer peregrino fue el Rey Alfonso II el Casto quien a instancias de Teodomiro, obispo de Iria, se desplazó hasta allí con toda su corte y ejercito para comprobar el hallazgo.

Esta es la primera ruta y por tanto la que debería tener mayor reconocimiento, además de ser sin duda la más bella. Parte de Oviedo y tras recorrer las asturianas villas de Salas, La Espina, Tineo y Grandas de Salime, entra en Galicia por Fonsagrada y se dirige directamente a Lugo por O Cádabo y Castroverde.

Esta ruta tiene una alternativa no menos interesante y hermosa que era utilizada durante los meses de invierno en que la nieve cerraba los pasos de montaña y que se desvía en La Espina para bajar a Luarca y trás recorrer la costa occidental asturiana en que un sinfín de hospitales de peregrinos dan testimonio de su importancia, entra en Galicia por “La Pontevella” de Abres, único puente sobre el rio Eo hasta el siglo XVIII, dirijiendose a la capital remontando el curso del rio por A Pontenova y Meira o también cruzando por Trabada para llegar a la Terra Chá por el camino de Lorenzana y Mondoñedo.

Relacionado con esta vía, hace unos meses la diputación provincial de Lugo editó un precioso librito llamado El Camino de Santiago del Norte en la Provincia de Lugo, en el que invirtió una considerable cantidad de millones de pesetas y en el que, como es habitual, excluye de su itinerario la capital lucense. ¿...?

La segunda ruta es la que se conoce como auténtico Camino de Santiago o Camino Francés por venir desde el país vecino entrando por Irún, Rocesvalles o Canfranc. De esta ya hemos hablado bastante pero señalemos que sin duda tenía que seguir forzosamente los pasos de la gran calzada romana de Asturica (Astorga), la que al llegar a Lucus Augusti (Lugo), se bifurcaba en dos ramas, una para Iria Flavia (Santiago) y otra para Brigantium (A Coruña) y que sin duda alguna fue durante siglos (y aún hoy día sigue siendo ya que es la concuerda con la carretera NVI) la que siguieron arrieros y peregrinos sin atreverse tan siquiera a intentar entrar en los palacios del clero que recomendaba Picaud a sus papas.

Los caminos conocidos como portugués y de la plata no pasaban por Lugo por razones geográficas obvias pero sin embargo queda otro camino que apenas si está siendo explotado y que tuvo una importancia enorme: el camino inglés o marítimo. Este se asocia generalmente con los puertos de El Ferrol y La Coruña pero sin embargo tenía tanto tráfico la villa lucense de Ribadeo como las otras ya que por todos los marinos era temido el paso por el cabo , unión del los mares Cantábrico y Atlántico, y durante muchos meses al año utilizaban esta otra ruta más corta y segura y que se entroncaba con la anteriormente descrita como Primer Camino, que invariablemente pasa por Lugo capital. Así pues y aunque haya a quien le pese, creo que queda sobradamente demostrado que EL CAMINO DE SANTIAGO PASA POR LUGO.

A quien corresponda que haga con esta información lo que le plazca.

Escrito por el (actualizado: 30/09/2013)