boton pinteres
Imprime ContenidoEnviar a un Amigo
 

${estadoCorreo}

 

Patatas con calamares

Patatas con calamares
 
Patatas con calamares
Patatas con calamares

Publicado en gallego en el libro A Cociña do Veran, de la colección Cociña Galega das Estacións, año 1995, en castellano en 1997 en la colección de bolsillo de Alianza editorial. y ya en PDF.

INGREDIENTES (4 personas) 

2 calamares de buen tamaño
4 o 5 patatas
1 cebolla
3 dientes de ajo
1 pimiento
3 zanahorias
aceite, sal, pimienta ...

Esta es una de esas recetas tontas que apenas se encuentra en las cartas de los buenos restaurantes, pero que cuando te la sirven en alguna tasca, siempre dices eso de: "Caray, que bien se come de guisote en Asturias”.

Desgraciadamente de segundo te ponen un filete de Fletán canadiense congelado y frito en aceite rancio, y tienes que puntualizar aquello otro de: "Bueno, que bien se podría comer".

La receta es sencillísima y económica, pero hay que utilizar calamar, calamar, autóctono y fresco; y buenas patatas, claro, que a veces es lo mas difícil de encontrar.

Puesta en marcha 

1. Limpieza: Es conveniente pedir al pescadero que nos los limpie porque en casa manchan mucho, y si nos separa las tintas, pues mejor porque las podemos congelar para otro plato.

2. En una cazuela pondremos a dorar los dientes de ajo en aceite, la cebolla muy finamente picada, la zanahoria cortada en rodajas finas y el pimiento verde en arandelas, se rehoga todo bien se deja freír hasta que quede bien blandito y un poco tostado.

Se añaden los calamares cortados groseramente a tijera, y las patatas rotas en cachelos, se salpimienta se rehoga y se cubre de agua.

Antes de poner el agua se puede también regar con un poco de vino blanco o incluso con una copita de brandy, potencia mucho el sabor, pero entonces conviene dejarlo cocer hasta que se evapore todo el alcohol.

Yo también le pongo a veces un tomate para reforzar los sabores, incluso una cucharada de mole, aunque va en detrimento del más puro sabor a mar que aporta el calamar, pero no es fresco y recién pescado, pues es aconsejable dar este toque.

Patatas con calamares3. Debe cocer lentamente hasta que queden blanditas las patatas, pero eso no lleva más de media hora, y no deben pasarse de cocción, porque aunque el guiso esté igual de rico, conviene que no se hagan puré para mantener un mínimo de presencia.

Terminación del plato 

Ya han visto que el plato es alarmantemente sencillo, casi desmitificador de la cocina tradicional, pero a la vez resulta exquisito. No tiene más misterio, pero conviene dejarlo reposar, lo cual es también bastante cómodo porque lo podemos hacer por la mañana, luego vamos a ligar a la playa, y al volver a casa a consumar la faena, se recalienta y en cinco minutos tendremos una comida con la que alucinar a nuestra nueva víctima (verán que no especifico si es hombre o mujer, aquí no hay sexismo).

Guarniciones 

Si hemos ligado, la única guarnición que vale es mucho amor, si no, pues un poquito de alioli en el borde del plato acompaña muy bien, pero no conviene enviciarse demasiado porque un día de ligue se nos olvida el consejo y podemos espantar un amor estival por la traidora peste a ajo.

Vinos recomendados 

Un blanco no muy perfumado, yo me inclinaría por un Ribeiro, pero de los buenos. La sidra natural también encaja, y si el ligue que llevamos es extranjero, pues lo de escanciarla queda muy folklórico.

Menús sugeridos 

Variaciones de la receta 

Guiso de patatas con calamares en tinta

No recomiendo esta receta a novatos, porque su presencia es un tanto escatológica, pero salvando prejuicios, la verdad es que resulta deliciosa.

Procedemos del mismo modo que en la anterior, pero cocemos los calamares y las patatas por separado, simplemente en agua con un poco de sal con un cuarto de hora vale), y en el sofrito ponemos las bolsas de la tinta previamente disueltas en un poco de agua. Se lleva a ebullición y luego se tritura con la batidora alargando este puré con el agua de cocer los calameres. Con esta salsa cubrimos las patatas y damos un ligero hervor moviendo la cazuela para se mezcle todo, se deja reposar y ya solo falta una cosa: ¡encontrar ese ligue playero!

Patatas con calamares en su tinta

No estoy borracho ni me repito, lo que pasa es que otra receta pero con los mismos ingredientes. En el caso anterior se trataba de un guisote de cuchara y plato sopero, ahora es un plato de pala y tenedor de pescado, más fino, para ligues de capital.

Se prepara del mismo modo pero se pone menos agua en la batidora para que la salsa quede bien ligada, luego se añade el calamar y las patatas se incorporan en el ultimo momento, incluso en vez de cocidas con el calamar se pueden poner fritas pero siempre partidas en cachelos.

Si le interesa leer más sobre este tema, pinche en el icono Buscador (ángulo superior derecho de su pantalla) y escriba la palabra objeto de estudio.

Escrito por el (actualizado: 02/11/2013)